Follow by Email

jueves, 20 de septiembre de 2012



Y tu corazón  paró,
pero habitas el mío.

Si un cuerpo sin alma,
es un cuerpo  sin vida.
La tuya, tu alma,
permanece conmigo.

Porque  abres el sendero
por el que tus pasos
guiaran los míos.

                       Abril 14 de Septiembre de 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario