Follow by Email

miércoles, 5 de mayo de 2010

La llegada de la primavera



"La llegada de la primavera"


Puntuales a la cita
van llegando los invitados
al convite.


Para los preparativos
del evento,se adelanta
"maese" golondrina
con su séquito de flores.


Elegante como siempre,
con su levita negra,
su camisa blanca
y su pechera encarnada.


Las flores multicolores,
serán las camareras,
e irán ataviadas
con uniforme de gala,
diseñado por "madame" araña.


Cofia, guantes y delantal,
tejidos con escrupulosa
diligencia con hilo de plata
y adorno fino de perlas de rocío
de la madrugada.


Ya casi todos han llegado,
menos la "diva",
que se hace de rogar
como es de esperar.


Para amenizar el entretanto,
un espectáculo aéreo
hace olvidar
las ganas de manducar.


Son acróbatas del aire,
estos abejarucos
venidos del Sur.
Llenan el espacio
de evocaciones africanas,
de tonos azules,
verdes, rojizos y ocres.


Dos caracoles
ajenos al ajetreo,
deciden perderse
en recoleto divertimento.


Su acto no pasa desapercibido,
dos lagartijas alzando la voz,
exclaman:
-"¡ Serán indecentes,
ese par de caracoles!".
-"¡ Si son del mismo sexo!".


Una mariquita,
muy avispada,
replica:
-"¡Señoras lagartonas!,
- "Es que una ejerce de ama,
y la otra de siervo!".
No hay más que decir,
las lagartijas se despistan.


-"¡Ya no puede tardar!",
pregrona la cigüeña,
-"la cena está programada
para el ocaso".


Es una noche especial,
la luna se une al sol
en ese momento,
y darán la bienvenida
a la nueva estación.


Un rumor recorre
la reunión:
-"¡Ya llega, ya está aquí!".
Un ejercito de luciérnagas
flanquea a la recién llegada
alumbrando su paso.


Todos los asistentes
parecen estar de acuerdo,
asienten como diciendo:
-"Está bellísima, es la más bella".


Luce vestido de pétalos de flor,
de delicados colores.
Un halo brillante le rodea,
es el polvo fecundador
que tanto atormenta
a los humanos.


Aromas destila su presencia,
inundando el ambiente
de sugerentes esencias.


Mas, en la lejanía,
un campesino
de reojo la mira,
y dice para sí:
- "Pero si hasta parece buena
la muy "jodía".



"Maese" golondrina
acude a su presencia,
tomando su mano
a su asiento la guía.


Encabeza el banquete,
a su derecha, el sol y la luna,
a su izquierda, nubes y lluvía,
enfrente, retadora,
la temida helada.


Elevando la copa
de dulce ambrosía,
da por iniciado el convite.

Abril´2010



Besos a tod@s los amantes de la primavera.

Amig@s míos, la primavera ya está aquí. ¡Disfrutémosla!

CICLOS


CICLOS


Estamos sujetos a ciclos,
inevitables y de los que
no se puede escapar.

Por mi condición,
algo muere en

mi interior,
cíclicamente,
con la puntualidad
de la fase lunar.

Cuerpo y mente
disociados ante
este dilema:
"Es la Naturaleza
la que gobierna,
o es la razón
la que se impone".

Cíclica es la estación,
¿es la primavera renovación,
o es sólo el despertar
de los sentidos?.
y que nada cambia,
y todo permanece
como en el ciclo anterior.

El resto de seres vivos
no tiene opción,
saben que es renovación,
renovarse o morir.

Así lo entiende el pájaro,
que arregla su nido
para sacar adelante
su pollada.
O los ciervos, gatos,
zorros o gamos,
saben que en esta estación
tienen que parir
si quieren ver a sus retoños
campar por los prados.

Y nosotros los humanos,
¿a qué esperamos?
para sentir esta estación
como liberación
de nuestras fobias y temores,
¿a qué esperamos?
para sentir que una
nueva etapa
se abre ante nosotros.

En la que la ortodoncia mental
a la que estamos sujetos,
se afloje, y podamos yacer
tumbados en la hierba,
y ver pasar las nubes
sin tener temor
a que digan de nosotros
que estamos dejando
la vida pasar.


Abril´2010.